lunes, octubre 30, 2006

2006 - Semana 42 - Primera nota

Hemos aprobado Software Engineering!!!! De 100 puntos he sacado 99, asi que supongo que ire a la revision a ver donde falle (es broma), aunque si que volveré a ver a Kåre (el doble de Carlos Latre) despues de su HoneyMoon por Fidji y Nueva Zelanda, para hablar de temas mas serios (proyectos europeos, administracion sueca, etc…).

  1. Lunes. Doblete gracias al home exam. En la última entrega de mis memorias, me había quedado a altas horas de la madrugada empezando el home exam. Como prometi, lo hice y lo entregue en tiempo y forma, a pesar de algun intento de cabezada en “lecture” de turno. Como tenia reunion con mi grupo, me quede sobando un rato en el Kåren. Reunion en la que no hicimos nada (repartir el trabajo) y para casa. Y a pesar de no dormir el dia antes, hasta las 3 no me meti en la cama.
  2. Martes. Cumpleaños de Stephanie. Reunion con el grupo. Hacemos las transparencias y hacemos un feedback muy bueno. Se respira un buen rollo nada propio de los ultimos momentos. Con puntualidad inglesa, me voy al corridor de Amaia para empezar la sorpresa de Stephanie, que es su cumpleaños. Llego el primero (novedad) y subimos a la habitación de Therese. Todo va perfecto hasta que Simon, el hijo de Güelli me saluda cuando entramos de incógnito. No pasa nada porque no se entera. Nos metemos en la habitación y cuando llega salimos de todos los lados. Cantamos, comemos, bebemos y nos llevamos cada uno un globo. Agradable fiesta.
  3. Miércoles. Fika y ultimos retoques. Hacemos la presentación. Necesito pulir algun aspecto, que mejore por la noche a base de repetir. Fika con mi Buddy, que nos comenta que anda a tope de curro, que si quieren hablar con el jefe, etc … Vuelta a casa. Por la noche, vamos a ver el partido del Chelsea-Barcelona. Mosqueo y para casa. Aunque algo mas pasó a continuacion.
  4. Jueves. Presentación y Ramadan. Empieza a helar. Me levanto pronto porque tengo la presentación. Como quería a mi grupo le toco último (por sorteo). No me gusto mi parte, necesito pillar mas tablas en inglés. Me impresiona el manejo de Mohammed en el arte de hablar en público (Alberto me dice que en Francia les obligan a hacer una presentación en cada asignatura). Despues de la presentación me voy a casa. Sigo sin comer hasta las 17:08, hora a partir de la cual es permitido comer en el día de hoy. Mohammed me había invitado a ir un día a comer con el y sus amigos en los días de Ramadan. Me parecio una buena idea y quise vivir el día como ellos. A pesar de ser el blanco de los comentarios de algunos (al-qaeda, muyahidin, etc …), la experiencia fue muy gratificante. Fuimos a comer a casa de Amjad, un sirio que vive en Pörson. Además, se unieron un señor egipcio y otro chico mas (que se va a casar pronto). Despues de una bonita velada, vuelta a casa. Sauna inesperada. Lanzamiento de ropa por el balcón y recuperación en paños menores por parte de 7 energúmenos.
  5. Viernes. Visita turistico-gastronómica a Pörson. No hay nada que hacer. Como habia prometido, me voy a Pörson a comer, gracias a la invitacion de Ariadna. Nos juntamos Alicia, Ariadna, Ivan, Güelli y yo. Rica, rica la comida y la siesta posterior. Como no tenia ganas de volver a casa, me quedo hablando con Sonia de Austria. Para finalizar el día, me voy a cenar a casa de Josebas. Bonita anécdota en la que mezclamos una sarten, aceite, fuego, alarma de incendios y susto. Despues, jugar a la piramide y bajar al Cleo como niño de 17 años. Cleo. Vuelta a casa en el Karaoke-taxi cantando “Fly on the winds of love”.
  6. Sábado. Kebab y Nieve. Me levanto. Alberto y yo nos metemos un Kebab completo (carne, lechiga, tomate, salsa, pan). No para de nevar. Por la noche nos vamos a la fiesta de cumpleaños de una chica sueca, de la cual no recuerdo el nombre. Recupero la bici en Pörson y me voy a la cama.
  7. Domingo. Día del deporte. Alonso campeón!!! Me levanto a tope. Bajamos al downtown Alex y yo, para ir a ver el partido de Güelli. Derrota, pero con sabor a victoria, ya que la afición le premia con el MVP y todas las pancartas del estadio hacen referencia a la máxima estrella. Concierto cultural de música sacra. Willys y sus costillas tiradas de precio. Comida amplia en la cazuela del chino de mi corridor. Quedada a las 19.00. Ver a Alonso ser campeon del mundo. ENHORABUENA!!! Ver perder al Barcelona con el Madrid. Lo bueno fue que nos juntamos un puñao de gente (la mayoria españoles). Acabamos enseñando a jugar al mus a Pipi y Lolo.

jueves, octubre 19, 2006

Bienvenidos - Welcome - Välkommen

Después de intentar estar en el mas absoluto anonimato, me habeis encontrado. Enhorabuena. Asi que a partir de hoy, esto va a cambiar. Se espera que sea más movido, más enlaces, más idiomas, mas .....

Nos vemos en el próximo post

lunes, octubre 16, 2006

2006 - Semana 41 - Hockey Hielo

Esta semana se han caido algunas de las tareas pendientes, tanto como Erasmus como por estar viviendo en un país donde el Hockey es el deporte rey (tanto o más que el fútbol). El partido estuvo muy bien. Al principio Luleå HF iba perdiendo. Pero una remontada, dejo el marcador 3-1. Ya estamos pensando en acompañar al equipo en algun desplazamiento, como a Skleftelleå (ciudad de Lisa, mi compañera de corridor)

  1. Lunes. First Day. Destrozado del viaje, hago de tripas corazón y me voy a la clase obligatoria por la cual me tuve que venir antes. Llego ha clase y la han movido de día. Varios juramentos se escuchan por toda la universidad. Dentro de lo malo, me voy a tomar un té al Kåren. Después poco mas decir, ya que con el cansancio, esa noche se durmió poco poco.
  2. Martes. Mi primer partido de Hockey sobre hielo. Bajo al Down Town a buscar un cargador para el movil ya que el antiguo recibio repultura en Lappis el primer dia de Estocolmo. Voy al Krönen pero como no encuentro cargador me compro 2 peluches y un libro (el diario de Bridget Jones 2). Despues bajamos al pueblo, compro el cargador y, por fin, unas tiras para poner en el pantalon y que no se enganche a la cadena de la bicicleta. Despues visita obligada al Willys y comer en casita. Mini-siesta y .. a ver Hockey. Les encanta el hockey, es como su deporte nacional. Si en el futbol cantaban una vez cada 15 minutos, en el partido no pararon. Para los que no sepan, el partido se divide en 3 tiempos de 20 minutos con un descansos de otros 20 minutos entre cada tiempo. Gana el que mas goles meta (en eso se parece a la gran mayoría de deportes). Cosas curiosas: pueden parar la pastilla (puk) con la mano, se puede jugar con los pies, la pastilla puede ir por el aire (y juegan bastante de esa forma).
  3. Miércoles. Fika y plantón. Otra vez Ida, mi buddy, nos ha dado plantón a Therese y a mi en la Fika. A la atrapada se lo ha tomado un poco a mal …. Si hicieramos todos lo mismo a ver como me sentiría yo con esa cena que nos prometió …. Pero bueno, que le vamos a hacer! Visita a los pisos superiores en busca de una buena conversación.
  4. Jueves. Atardecer de lujo y Futbol en la niebla. Hoy se ha convertido en un día de transición. Me dedico a mejorar mi inglés hablado al estar de conversación con la gente del piso. Llamo a mi abuelo para felicitarle en el día de su cumpleaños. Mi familia lo esta celebrando y como no, yo hago lo propio a muchos kilometros de distancia comiendo un buen embutido de lomo. Por la tarde me pongo a hablar con Laura y de repente veo el atardeder. Es superior a mi. Necesito verlo en su esplendor. Cojo la bicicleta y me planto en el mejor sitio que puedo. Espectacular. Ya de tarde, me voy a jugar un partido de futbol. El problema es la niebla y el frio. Los suecos van con pantalon largo y sudadera. Alex y yo resistimos y vamos en pantalones cortos y camiseta, como mandan los cánones. Despues visita obligada.
  5. Viernes. Mama, he comprado libros. Despues de una clase obligatoria de ingeniería de software, en la cual el profesor metió caña al ponente invitado (si, si, le metio caña) quedo con mi grupo para hacer nuestros ultimos “asignments”. En un momento de la reunión me levanto y voy al baño. Cuando vuelvo me encuentro a los zagales recogiendo. “¿Qué pasa?” Con voz presurosa me dicen que hay oferta en el bookis, la librería de la universidad. Aunque yo no estoy interesado en la adquisición de libros (tengo que empezar a ampliar mi vocabulario), me voy para la tienda, para hacer bulto. Cuando llego me explica la encargada el sistema de la oferta: te dan una bolsa y pagas 50 kr (aprox 5,5 €) por todos los libros que te puedas meter en la bolsa. A tales palabras somo se me ocurre decirla: “Perdone, soy español. ¿Esta segura que quiere hacer esto?”. Me dice que si. Resultado: 22 libros tecnicos, incluidos libros sobre marketing, cadena de mando, arquitectura avanzada de computadores, el mítico Pressman y muchos mas por 100 kr (11 euos). A todo esto, llame a Nestor para que vinieran a pillar libros. Asi que nos llevamos media tienda entre los 3 españoles que entramos. No podiamos volver a casa de la cantidad de libros que llevavamos. Volvemos a duras penas. Nos juntamos para encarrilar el home exam de Software Engineering. Todo va muy bien y salen incluso cotilleos de Pörson. Me encanto volver a juntarme con gente seria y eficiente para hacer trabajos. Vuelta a casa. Me encuentro mal. Plan de choque para salir de fiesta: comer todo lo que tengo a mano. Visita obligada a la Cleo, con dirty dancing. Gracias Güelli por llamarme a las 4 de la mañana, de corazón.
  6. Sábado. 12 horas y Latin Party. Nestor consigue el cromo del Betis al fotografiarme con mi compañero de piso. Un día hablaremos de los atrapados, una especie que lejos de extinguirse cada vez tiene mas adeptos. Se hace cena en el corridor de Fernando. Llego tarde y parece que he perdido mi braga del cuello. Maldigo mi zuerte. Despues vamos a una latin party un poco descafeinada por el sonido, ya que los altavoces no son los mejores para una fiesta. La música estuvo alegre y picantona en alguna de sus fases.
  7. Domingo. Home Exam. Ha llegado el día de hacer el Home Exam. Aunque lo tengo todo en mi cabeza, el simple hecho de ponerme a escribir es una barrera psicológica demasiado fuerte. Voy a poner toda la carne en el asador para que me salga un buen examen. Los factores ambientales (Damian y Alberto) me presionan, pero estoy siendo fuerte. Ahora mismo son las 4:16 y estoy tirado en la cama. La barrera va a ser aniquilada

lunes, octubre 09, 2006

2006 - Semana 40 - Visita a la capital del reino

Segundo fin de semana consecutivo en el cual me voy de viaje. Esta vez el lugar elegido, desde antes de llegar a Luleå, es Estocolmo, la capital de Suecia. Además de visitar la ciudad, el motivo de nuestro viaje fue ver el partido de la selección española de futbol contra Suecia. Perdimos 2-0, pero bueno, Alonso gano al día siguiente, asi que contrarrestamos un poco. Me quedo con un monton de lugares de esta ciudad, sobre todo con la parte antigua, el caminar y ver agua y puentes, los tejados de color verde de cobre y los remarques dorados, las chicas, los chicos, el ambiente y sobre todo la pandilla de españoles que nos juntamos (el corte bueno). Hablaría mucho más, pero desde que el tiempo es tiempo, a mi cada vez me queda menos.

  1. Lunes. Hablar sin parar. Cansadisimo del dia anterior. Me dormía por las esquinas. Reunion de Isoft por la tarde y visita a los laboratorios. Tarde en coma profundo. Noche hablando con los compis de edificio. Esto mola.
  2. Martes. Sauna... o no. Burocracia. Me matriculo, bancos, cambios de vuelo. Me atrapo un poco en casa. Veo la luz con la sauna, pero a Miky se le olvida reservarla y nos la quitan. Voy al Konsum para tener contacto con el exterior. De paso me voy a hacer una visita a Anya, mi profesora polaca de ingles. Me mola mucho hablar con ella (creo que en verdad no es polaca…). Despues de un ratillo (2 horas), me bajo a por mi caviar al piso de Xavi. Vemos un capitulo de “Historias Increibles” o algo asi. Esta bien. Hacia tiempo que no veia algo parecido a la televisión durante mas de 3 minutos. Llegar a casa y hablar un poco con el exterior. Conversacion con Damian sobre nuestros primeros dias en Luleå y camita.
  3. Miercoles. Doblete. Me levanto y trabajo bien durante todo el día. Veo que no me da tiempo a todo así que pongo prioridades. Me voy a la fiesta de cumpleaños de Alberto (que grandes palabras nos dijiste). Problemas con la bici, afortunadamente solucionados. Vuelta a casa y ponerme a hablar hasta la hora de coger el taxi para el aeropuerto.
  4. Jueves. Viaje de ida. Salimos de casa con el carton de leche para desayunar por el camino (se me ocurrio que ofrecer leche a la taxista era una buena idea, pero no, solo toma leche con el café). Generación de cola en el standby ticket. Generación de otra cola en el control de seguridad (poca porque alguno pasó con elementos prohibidos). Dormir como un campeón hasta cuando aterriza en la capital. Coger el bus 583X Arlanda-Märsta station. Coger el tren Pendeltåg hasta Stockholm C. Precio 20kr. Nota informativa: el billete para los transportes dentro de Estocolmo cuesta 20kr. Puedes hacer uso de ese billete tantas veces como quieras entre que lo compras y una hora mas de lo que marca el billete. Visita a la ciudad, parte antigua y primera visita al hotel de la selección. Fiesta latina en un local de la Universidad KTH de Estocolmo. Dormirme el primero y sufrir las fotos de mis amigos con mi nuevo “amigo”.
  5. Viernes. Concentración en el hotel. Visita a la embajada y adopto una nueva identidad: Brad Pitt. Corriendo al hotel de la selección española (Hotel Clarion). Como si fueramos uno mas (por ejemplo Raul .. no, Raul no) estamos en los pasillos de la rueda de prensa con Manolo Lama, Pipi Estrada, Alcala, el de antena 3, television española y como no, con la selección. Nos volvemos al centro a comer. Menudo kebab que me meti entre pecho y espalda!!! Era de alto desde el ombligo hasta mi barbilla. Tremendo. Visita al centro de la ciudad. De noche volvemos Güelli y yo al hotel y conseguimos las preciosas entradas. Hacemos un pacto para no contar nada a Alex y Alberto, para hacerles pensar que ibamos a pagar 1000kr por una entrada en la reventa. Volvemos para casa rapidamente. Doping de bebidas y salida al Crazy Horse, lugar de veneración para la gente como nosotros. Darse cuenta que somos lo peor (pérdida de chaqueta de cuero, robo de vasos, carrera por el centro de estocolmo, montoninos, paper-boy, apagar todas las farolas del campus, etc…). Dormir
  6. Sábado. Partido. Nos levantamos mas o menos tarde. Visita a los museos de la ciudad mientras Jorge compra material para las pancartas (ya no me acordaba como se decia en español ahhhhI). Hacemos las pancartas y nos vamos al estadio a toda prisa. Entramos al estadio, respiro alegría y nerviosismo. Colocamos nuestras pancartas mientras empieza a llergar el resto de la gente al grito de “hemos venido a penetraros…”. Llega Manolo, el del Bombo. Llega Sirvent con sus colegas de la KTH. Primera parte y primer gol. Segunda parte con Sirvent y las niñas de Malmö, incluida la fan numero uno de Iker Casillas. Perdemos, decepción y vuelta a casa. Quiero dormir y comer (y no en ese orden).
  7. Domingo. Viaje de vuelta. Me levanto con la alegría de que Fernando Alonso ha ganado la carrera. Bien, Guaje, bien!!! Aun con esas, salimos de casa muy tarde Nestor, Dani y yo. Visitamos el ayuntamiento (precioso y recomendable cuando hace sol). Centro de la ciudad con sonido de gaita asturiana (un ruso que tocaba la gaita) y parada en la Ópera para encontrarnos con Güelli, Iván, Alex y Alberto. Damos una vuelta por la city y nos vamos a casa a preparar la mochila. Incidente 1: Señora mayor sube al bus, se sienta y el conductor dice que en ese sitio no puede. La señora no se levanta. El autobusero para el bus. Empiezan los pitidos y gritos. Se solventa la situación y cuando baja la señora aplausos. Llegar a casa y comer una pizza en 5 minutos (nuevo record en Lappis). Ir corriendo a coger el tren. Incidente 2: “las vias del tren estan quemandose”. Esas fueron las palabras de la chica del tren. Optamos por esperar y despues de darnos cuenta que nuestro sueco da pena (confundir “en la vía” con “cancelado”) nos vamos a por el Flygbussarna (autobus). Precio 65kr desde Estocolmo a Arlanda. Avión para casa con auroras boreales. El bus nos deja en la universidad, asi que tenemos que andar hacia casa. Dormir como un bendito.